Castillos humanos, los castellers de Barcelona

Los Castellers de Barcelona son parte de una tradición catalana de origen pagano que data del siglo XV, la actividad consiste en la construcción de torres humanas llamadas castells, mientras suena la música. El origen parece ser la Moixiganga y la Muixeranga de Valencia, fiestas del sur del delta del Ebro, donde se hacían bailes y estas famosas torres, luego en Tarragona, Reus y Valls, comenzaron a hacerlas desde el siglo XVI, ya sin los bailes, con la música dels Graellers o melodías populares con una dulzaina llamada gralla y procurando hacer cada vez torres más altas y originales, apropiándose así de la tradición y extendiéndola por toda Cataluña.

Hasta los años setenta solo participaban hombres en las collas o equipos, pero en los años 70 se incorporaron las mujeres y hoy se ven incluso niñas hasta de cuatro años participando. El traje tradicional de los castellers es una camisa de color con el escudo de cada equipo, un pantalón blanco, una faja negra que sirve también como punto de apoyo para quien sube hacia arriba del castillo y un pañuelo. La dinámica consiste en formar una base con un grupo de gente que con sus manos y brazos sirve de soporte, luego se forman pisos de tres, cuatro o más personas, y así sucesivamente se van parando personas en los hombros de quien este abajo, hasta que una o dos, el anxeneta o acotxador será la punta del castillo. Este último por lo general es un niño protegido con casco. Estas torres pueden alcanzar hasta los nueve pisos y la idea es lograr levantar la torre y bajarla sin derrumbes ni accidentes.

El 17 de abril de 2016 se presentaron en el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia (basílica diseñada por el arquitecto Antonio Gaudí), los Castellers de Barcelona. Este equipo cuenta con diez collas pero se pudieron ver tres en esta oportunidad, identificadas porque sus integrantes llevaban camisa azul clara, camisa azul oscura y rojo oscuro. En la presentación, enmarcada en una feria en el barrio, se pudo apreciar cómo, de la fuerza, la solidaridad y el equilibrio, se pueden llegar a construir literalmente castillos impresionantes que competieron con la belleza de la Basílica de la Sagrada Familia. El momento más emocionante llegaba cuando la niña mas pequeña del grupo trepaba por los cuerpos de los castillos y al llegar al final levantaba un brazo victorioso recibiendo exclamaciones de “olé” y los aplausos de los asistentes.

La tradición de los castellers se declaró por la UNESCO en 2010, patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Turistas y locales vivieron una verdadera fiesta del folklore catalán, que terminó con una danza de los castellers agitando sus pañuelos y un “bautizo” con agua a los acróbatas debutantes y alguno que otro mal ubicado o acalorado observador.

Para más información: www.cccc.cat, Revista URC (Una Revista Castellera) publicación de los Castellers de Barcelona que existe desde 1997. Local de la colla de los Castellers de Barcelona: Carrer de Bilbao con Concilio de Trento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s