21 experiencias que vivir en Madrid

Guía práctica en clave de humor para jóvenes canallas.

Madrid le hace cosquillas al sol antes de que amanezca. Y una ciudad tan viva, no es nada fácil de conocer. Para ayudarte a descubrirla te proponemos 21 experiencias imprescindibles que vivir –y a las que sobrevivir– si decides darte un salto a su ritmo temerario.

DSC00586
Madrid y su ritmo | Mercedes Parrilla

1. Conocer Sol.

La puerta del Sol es una de las plazas más simbólicas de la ciudad de Madrid. Observar el reloj de la casa de Correos, conocer la estatua del Oso y el Madroño, admirar el antiguo cartel de Tío Pepe y acercarse al Km 0 es una parada obligatoria en la visita de cualquier viajero respetable. Si consigues no caer en la tentación de posar junto a algún sospechoso muñeco de Bob Esponja, esquivar con estilo a cada representante Compro Oro que se te cruce y vencer dignamente la batalla contra los carteristas, ¡ya no habrá nada que se te resista!

Callejeando Madrid
Puerta del Sol | Callejeando Madrid

2. Saborear el chocolate con churros de San Ginés.

Entre Sol y Ópera se encuentra la churrería más emblemática de Madrid, famosa por su receta creada en 1894. Allí podrás entrar en calor una tarde de invierno, disfrutar de una dulce merienda en cualquier momento del año o reponer fuerzas dándote un homenaje tras una larga noche de fiesta.  

3. Admirar sus museos.

Madrid cuenta con una impresionante oferta artística que resulta atractiva hasta a los más perezosos. Además, no entiende de bolsillos, ya que los museos más importantes cuentan con horarios de acceso gratuito todos los días. No hay excusas para no perderte entre las enormes salas del Prado, impresionarte en el soberbio ascensor del Reina Sofía tras admirar el Guernica o enloquecer en la tienda de regalos del Thyssen.

4. Disfrutar del skyline desde las alturas.

La terraza del Círculo de Bellas Artes, por ejemplo, ofrece una hermosísima panorámica que admirar de la ciudad. También puedes poner a prueba tu vértigo (y cartera, si decides tomarte un simpático mojito) subiendo a lo alto del hotel Puerta de América, o pasar la tarde en la estilosa terraza del Room Mate Óscar.

Azotea del Círculo
Skyline desde el Círculo de Bellas Artes | Azotea del Círculo

5. Aprovechar su impresionante actividad cultural.

Teatros, conferencias, festivales, talleres, monólogos, musicales, espectáculos de danza. En Madrid se cuece algo, siempre. Echa un vistazo en la Guía del Ocio, Madrid diferente o Madrid Distinto y elige el plan que más te apetezca. Para propuestas más creativas puedes consultar la programación del Matadero (centro de creación contemporáneo) o la Tabacalera (centro social autogestionado).

6. La búsqueda de la mejor versión ‘foodie’ de lo que tú quieras.

En Madrid la oferta gastronómica es muy amplia, por lo que podrás encontrar prácticamente todo lo que desees: desde mini-hamburguesitas de todos los colores hasta los mejores tallarines chinos en el suburbio más extraño que puedas imaginar. Nosotros te retamos a encontrar, por ejemplo, la mejor tarta de zanahoria de la ciudad; ¡la de Mamá Fambroise seguro que te sorprende!

DSC01248
Brunch en Carmencita Bar | Mercedes Parrilla

7. Saborear sus mercados.

Si tanta búsqueda te da pereza, otra opción es acercarte a alguno de los mercados de la ciudad y disfrutar puesto a puesto. San Miguel y San Antón son los clásicos, pero una alternativa interesante es el mercado de La Cebada, que cada sábado reinventa el concepto ofreciendo productos de primera calidad en una atmósfera joven y animada. 

DSC01288
Marisco y cervezas en La Cebada | Mercedes Parrilla

8. Enamorarte en el metro.

Experimentar un flechazo con ese apuesto mozo/interesantísima damisela de enfrente en tu vagón y aventurarte en una batalla de miradas durante, al menos, tres emocionantes estaciones. Llorar cuando el destino os separe con la más cruel banda sonora: «Atención: estación en curva. Al salir, tengan cuidado para no introducir el pie entre coche y andén».

9. Malasaña.

Da igual que vayas de cañas, de compras, de brunch, a tomar un café o a conocer una tienda de monísimos cupcakes. Aventurarse en Malasaña  siempre es un acierto. Aunque la cantidad de planes en el barrio son innumerables, te sugerimos desayunar en el encantador restaurante Ojalá, conocer el referente cafetero Toma Café, pasear por las tiendas vintage de la calle Velarde, arreglar el mundo compartiendo una cervecita en la plaza del Dos de mayo o dejarse enamorar en el cálido ambiente de Vacaciones Cocktail Bar. Sea cual sea tu itinerario, atrévete a pasear sin rumbo por sus calles de vida, mezcla y arte.

DSC00537
Las calles de Malasaña | Mercedes Parrilla

10. Salir de fiesta.

Salir de fiesta es una de las experiencias más rompedoras que ofrece Madrid, y si hay algo que debes saber, es que en esta ciudad cualquier cosa puede pasar. Acuérdate de nosotros la noche en la que, en un espectacular momento de venirse arriba, te subas a bailar a la barra de algún bar irlandés al más puro estilo —o eso creerás tú— de Coyote Bar. Que no te extrañe cuando te encuentres recorriendo la Corredera Alta de San Pablo con tres desconocidos a los que, por alguna razón, sientes como a tus hermanos de sangre en plena batalla de Trafalgar. O cuando seas consciente de que, sin saber cómo demonios lo has logrado, estás en medio de un jolgorio en algún ático de lujo de impactantes vistas a la ciudad.

Acuérdate de nosotros, también, cuando de vuelta a casa caigas dormido en un taxi cualquiera y despiertes con un hilo de babilla colgante y una simpática cantidad acumulada a pagar. No digas que no te avisaron: en Madrid todo es posible y cualquier cosa puede pasar.

11. Conmemorar las perlitas de Ana Botella y tomar «a relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor».

12. Recorrer el paseo de Recoletos.

Contemplar la Puerta de Alcalá y recordar la vocecilla de Ana Belén. Llegar al barrio de Salamanca y admirar el halo de laca y rosas que desprenden las señoras, elegantes y refinadas; mientras que a ti, pobre criatura, te duelen los pies de tanto andar y probablemente el único rastro que a estas alturas dejas sea el de un sospechoso sopor de mofeta.

13. Emocionarte con los atardeceres.

Dicen que si observas una puesta de sol desde el impresionante Templo de Debod y te atreves a no inmortalizar la escena en Instagram eres condenado a 11 años de mala suerte y 3 de dolor de muelas.

temple-968929_1920
Templo de Debod | Creative commons

14. Ir un domingo al Rastro y tapear en la Latina.

Pasear por el ambientillo bohemio del rastro al mediodía, conocer los míticos huevos estrellados de Casa Lucio, e ir de bar en bar y caña en caña hasta acabar, sin querer queriendo, implorando a Google Maps por haber olvidado hasta el camino de vuelta a casa.

Tick Air.jpg
La latina | Tick Air

15. La experiencia de El Tigre.

Con varios establecimientos en el centro de la ciudad, El Tigre es un bar en el que pides algo de beber y te regalan una inverosímil tapa para, como solía hacer tu abuela, ir preparando el estómago. No podemos asegurarte que la calidad sea la misma, pero la cantidad es asombrosa. Muy frecuentado por estudiantes Erasmus —y también por controladoras visitas policiales— es un sitio muy animado por el que pasarte si no tienes plan fijo pero sí marcha y hambre.

16. Dar un paseo por El Retiro.

El Parque del Retiro es un oasis de paz dentro del ritmo de Madrid. Disfruta de su armonía cuando necesites respirar aire puro. Túmbate en la hierba, olvídate de cualquier ruido y acércate a curiosear el Monumento del Ángel Caído, uno de los únicos en el mundo.  

17. Salir a Kapital.

Es tan probable que te encante como que te horrorice. Es la discoteca más grande de Madrid, se encuentra sobre un antiguo teatro y cuenta con siete plantas de distintos ambientes, karaoke y sala de conciertos. Para reponer fuerzas (hay que ser consciente de que recorrer estas siete plantas puede ser agotador) te proponemos acercarte a El Brillante, un bar situado a dos minutos andando en el que podrás degustar, según dicen, los mejores bocatas de calamares de toda la ciudad.

Grupo Kapital
Fiesta en Kapital | Grupo Kapital

 18. Lavapiés.

Piérdete callejeando este alegre barrio y disfruta de su rica multiculturalidad. Déjate llevar a través del gran ambiente de la calle Argumosa, conocida popularmente como el bulevar de Lavapiés. En los alrededores podrás encontrar curiosas cafeterías-librerías donde desconectar: te sugerimos probar El infinito o La fugitiva. Considerado por muchos un gran núcleo de arte urbano, es también un barrio de sabores. Acertarás si decides sucumbir a las tentadoras ofertas de comida hindú, especialmente en las calles de Lavapiés y Ave María.  

19. Pasear por Gran Vía de noche y sentirte el rey/reina del mundo.

Especialmente si tu estado no es del todo sobrio, has salido con ganas de comerte el mundo y vas subida a unos despiadados tacones sin dejar de pensar que la noche es tuya. Todo esto hasta llegar al Papizza de la esquina y caer en las redes de ese delicioso aroma que desprende, y que cinco porciones ingeridas después, aún te preguntas de dónde demonios salía.

20. Festejar el Orgullo Gay de Madrid.

Estas fiestas son para muchos las mejores de todo el año: la ciudad se pinta de colores y se monta un auténtico carnaval en el que participan todo tipo de personas animadas a disfrutar y luchar por la igualdad.

la guía Madrid.jpg
Cabalgata del Orgullo Gay | La Guía Madrid

21. Conocer gente.

Y darte cuenta de que el 87% de personas que hay en Madrid no son de Madrid; y sin embargo, se sienten como tal.

Y es que seas como seas y vengas de donde vengas, Madrid te sorprenderá. Te impactará, te conmoverá, te inspirará y te hará sentir que la haces un pelín tuya, creyendo que estás dejando una pequeña huella propia mientras ella está marcándote para siempre.

DSC00656
Malasaña a oscuras | Mercedes Parrilla
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s