Arena entre los pies

Un sueño, una meta: por un Sahara libre.

Un homenaje a todos los saharauis que han caído en la lucha y a los que siguen luchando por un Sahara libre.

Captura de pantalla 2016-04-05 a las 14.27.17
Portada del libro Arena entre los pies | Adriana Santiago

 

Tras conocer la gran noticia de nuestro destino, Marrakech, decidí acercarme a la librería Altaïr en busca de unas mini guías de la ciudad y algún libro de literatura narrativa en el que la historia tuviese lugar en Marruecos, para así acercarme al país de otra forma.

Una vez en Altaïr, fui a la planta baja de la librería, donde está todo lo relacionado con Marruecos. Y allí estaba, justo en medio de la estantería, “Arenas entre los pies”, de Helio Ayala Díaz. Me llamaron muchísimo los colores de su portada, pero sobre todo, el título, tanto que ni me lo pensé dos veces, lo cogí y empecé a leer la contraportada.

“Antonio Santana, joven estudiante de Magisterio, tras viajar a los campamentos de refugiados de Tinduf se entrega a la causa saharaui, al tiempo que se enamora de Aisha.

   De un modo paralelo a esta historia de amor, camina un pueblo que se niega a morir en el abandono y el olvido, luchando desde la resistencia pacífica por lograr un futuro en libertad…”

A los dos minutos ya tenía en mi poder esta joyita. Era perfecto, me lleva a entender un conflicto que acarrea desde hace ya más de 40 años en el país que tengo como futuro destino y del que tengo que estar bien informada.

“Arena entre los pies”

El libro narra la historia de Antonio Santana, un canario que viaja a los campamentos de refugiados en Tinduf con un grupo de la universidad. Allí conoce la precaria situación en la que viven los saharauis, a la vez que conoce a un pueblo amable que ofrece lo poco que tiene, donde se enamora de una joven saharaui, Aisha, otra de las protagonistas de esta historia.

Helio Ayala, cuenta la historia a través de Antonio de una forma muy inteligente, va dando saltos en el tiempo y mezcla el pasado con el presente (2016-2017), que realmente es el futuro. La historia comienza con una llamada de teléfono a Antonio en 2016 en la que le explican que Aisha ha muerto (nosotros estamos ahora en 2016, pero el libro se publicó en 2015, es decir, es una obra “futurista”). De aquí pasaríamos a la primera vez que Antonio llega a los campamentos, que es justo cuando se enamora de Aisha, punto a partir del cual se entrega completamente a la causa saharaui; y así sucesivamente va dando estos saltos en el tiempo. De este modo, desde el principio del libro tienes esa intriga de querer saber qué le pasó a Aisha, por qué no estaban Antonio y ella juntos en ese momento y qué está pasando con el pueblo saharaui y su lucha pacífica.

En toda esta historia, el pueblo saharaui es realmente el gran protagonista. La relación de amor de Aisha y Antonio es el hilo conductor para contar el proceso que se lleva a cabo y algunos acontecimientos que deben ocurrir para conseguir que los saharauis vuelvan a las tierras del Sahara Occidental, tierras que un día les arrebataron brutalmente. Ojalá ocurra algún día lo que “predice” Helio Ayala en su libro.

Biñeta por Morgan
Viñeta en conmemoración del 40 aniversario del conflicto | Morgan, Canarias7

El conflicto

Desde hace ya más de cuarenta años, gran parte del pueblo saharaui vive en los campamentos de refugiados en medio del desierto de Argelia pasando penurias. Y la culpa de todo esto la tiene, (o por lo menos el país al que le cuelgo la medalla de oro), España.

En los años setenta el Sahara Occidental seguía siendo colonia española, y como hicieron muchas otros colonias, empezaron su lucha por la descolonización. España les promete en el 74 un referéndum de autodeterminación, esto es, los propios saharauis podrían elegir libremente su política, su forma de desarrollo económico, cultural, etc. Pero en 1975 el rey Juan Carlos decide que prefiere “regalarle” mitad del territorio a Marruecos y la otra mitad a Mauritania. Y así es como las tropas españolas abandonan ese mismo año el Sahara Occidental. Al hacer esto España se salta unas cuantas leyes internacionales, y aquí no pasa nada…

Marruecos y Mauritania empiezan a bombardear el Sahara Occidental, haciendo que los saharauis huyan a los campamentos de refugiados. El Frente Polisario (grupo de saharauis que fue creado en 1973 para luchar contra la colonia española), se estacionan en Tinduf, Argelia, y desde ese momento, empiezan una guerra de guerrillas contra el ejército marroquí y mauritano por el territorio. En 1979, Mauritania reconoce al pueblo saharaui soberano del Sahara Occidental. Pero la guerra contra Marruecos sigue hasta el 91, momento en el que el Frente Polisario y Marruecos firman un acuerdo de paz de alto el fuego con la “protección” de la ONU. La cosa queda de la siguiente manera: Marruecos sigue teniendo más del 80% del territorio del Sahara; territorio rico en cuanto a recursos, mientras que los saharauis siguen en medio del desierto, sin ninguna posibilidad de progresar ni casi de vivir. Este sería un breve resumen del conflicto que hará que se entienda mejor el contexto en el que transcurre la historia.

Antonio Santana como viajero

El personaje de Antonio es un claro ejemplo de lo que debe significar viajar. El primer viaje a los campos de refugiados le cambió por completo, tanto que acabó dedicando su vida a la lucha por el Sahara libre, convirtiéndola en su causa.

El libro y el periodismo de viaje

“Arena entre los pies” es para nosotros, en parte, una crónica de viajes. El viaje es el motor de toda esta historia: vemos a Antonio viajando (a los campamentos, a Canarias, Bruselas etc.), a Aisha yendo a España, al pueblo saharaui viajando por necesidad desde el campamento de refugiados hasta el muro.

Helio Ayala hace en este libro justamente lo que un periodista debe de hacer: darle voz a los que no la tienen, a los que han dejado en el olvido, y hace que un conflicto que ha durado décadas vuelva a ser visible. El periodismo es eso, una herramienta que se debe usar para sacar a la luz la verdad, la realidad de cómo viven las personas que nos encontramos por el camino, y hacer justicia, o por lo menos, luchar por poder cambiar algo.

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s